Hacia el sur las golondrinas

2

Escudriñando entre las sombras, buscando versos perdidos, medicina en poemas… escritos del sol sobre las hojas.

En flores colgantes de ventanales, en inclinadas callejuelas, suburbios… deformes aceras.

Los robados para devolverlos a la inocencia, desde el rocío hasta que la luna desciende, rueda… se baña en la charca desnuda, chapotea.

No es obsesión mía, la adolescencia de ahora los necesita, también mi alma para seguir con vida.

Sigilosamente por la carretera, en ásperas rocas, en apiladas montañas nacientes de la tierra.

En las olas, en el muelle del puerto, en la gente que camina de un lugar a otro en suave arena.

No sé donde están, hacia el sur las golondrinas aletean, quizás mañana con la luz de un nuevo día.

Tal vez con el alba, con el primer rayo de luz golpeando mi cabecera, con el cantar de aves desde las copas.

Con las nubes llorando al mar sus penas, en la neblina espesa… en las azules gotas de lluvia sobre las rosas.

No han dejado huellas, estuve en tantas esquinas… aún espero encontrarles, en alguna mirada cruzada con las personas.

Que cosa tan extraña es el hombre: Nacer no pide, vivir no sabe… morir no quiere. – Facundo Cabral.

When you dance, your purpose is not to get a certain place on the floor… it’s to enjoy each step along the way. Wayne Dyer

Author Angel Voset, A.C.G. Photography by Pino’s palette, dzbc.org

Anuncios

Cruz de madera

10

Mis pies se arrodillan, mi plegaria… un trago amargo de ausencia… este poema emergente de las sombras.

Deseando no vivir dentro de una botella, ser arrojado al mar… hecharle a la suerte entre las olas.

Con esperanza de no dejarle a la deriva, de lanzar al cielo sus letras, cada rima junto a las diminutas estrellas.

Por si acaso al infinito tu mirada observa, si en una noche desolada caminas… recuerdas, el momento en que la pasión fue nuestra.

Cada verso con el corazón… arropado, con el calor de luna llena.

Cada frase enmarcada con los besos que hoy están sin rumbo, sin lugar para protegerse de la inclemencia.

Alma mía, mi plegaria para que no sufras, para que nadie te pague con la misma moneda.

Ante esta cruz inmóvil, que se aferra a un oxidado clavo… a este árbol que el otoño desnuda de hoja en hoja.

Con el viento que sopla, con el sol inmerso en melancolía… con el invierno tocando la puerta.

The walls we build to protect our hearts from pain and sadness, can also be preventing us from finding love and happiness.

Es de sabios nacer dos veces, la primera a través del vientre… la segunda después de nuestros errores.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest and http://www.contioutra.com

Sin vanidad

15

Después de todo, el tiempo se lleva mis otoños, mis inviernos… desaparece cada beso, mis huellas en complicidad con el viento.

No me ha servido la vanidad, desesperarme por alcanzar el éxito… compararme con los demás, buscar en algo externo la felicidad para sentirme completo.

La vida está rebosante de cosas extraordinarias, todos los caminos encierran sorpresas e incluso en aquellos que se toman sin quererlos.

Es verdad… la vida es más simple cuando se vive con comodidades, detalles que compra el dinero.

Sin embargo… he sido más feliz estando cerca de la inocencia, de sonrisas, del corazón honesto de un niño.

Del río y sus apabullantes remolinos, de su cauce tranquilo… de esa fuerza poderosa para abrirse camino.

Del vibrante silbido de la tempestad, de lluvia sobre copas de pinos… sobre mis dedos.

Con la llovizna y el sol formando un arcoíris en el cielo, con la gente de fe, esperanza… con sueños en lo profundo del pensamiento.

Después de todo el tiempo carcome mis estaciones, los días vividos… pero no mis emociones, lo que guardo por dentro.

Ni las rimas a la espera de ser concebidas, las letras… el sentimiento, la semilla de la cual brotan estos versos.

La gente siempre encuentra fácil culpar a otros por sus fracasos y tropiezos, aunque en el fondo reconocen que son ellos los únicos responsables.

Nada en el mundo puede remplazar a la persistencia. – Calvin Coolidge.

El único lugar dónde el éxito viene antes que el trabajo… es en el diccionario. – Arthur Brisbane.

Author Angel Voset, ACG. Photography by lemesospress.com, DeviantArt and J. M. Galeano.

Con los años que tengo

14

Te amo… incluso con tus sombras, manías, con los cambios de humor tan repentinos; con tu paz.

Con la luz de tu mirada… en cada lágrima que derramas, al sonreír, al llorar.

Te amo aún con nuestras diferencias, tus elocuencias, como nadie te puede amar.

Con fortalezas y debilidad… en cada latido de este corazón, en los días de sol y obscuridad.

Al despertar y ver en tus ojos, el universo perfecto para perderme y no volver jamás.

Te amo en cada segundo rodante, con el tiempo que no cede, que se apodera, que no sabe esperar.

Con todas mis fuerzas, en cada suspiro… con los años que tengo, con tu inexperiencia al besar.

Porque llegaste sin avisar, porque poco a poco curaste mis heridas… mis alas para volver a volar.

Te amo por todo lo que me das, porque he dejado de ser un esclavo del dolor y vivir de verdad.

“Un hombre no está haciendo mucho… hasta que la causa para la cual trabaja, posee lo que anhela.”

La vida es una calle de una sola dirección, no importa cuantos desvíos tome… ninguno lo lleva de regreso, una vez que se acepta esto la vida es más simple.

Isabel Moore

“If you want to jump to the river, prepare your feet to get them wet.”

Author Angel Voset, ACG. Photography by photo.99px.ru and Great Drawing.

Nada me hace falta

14

Rueda, el viento remolinea, dejó de cantar la cigarra… un pueblo, árboles de pie me acompañan.

Golondrinas viajeras revolotean, giran con el azul de sus alas.

La neblina escudriña, entre pinos se enreda, descansa… en ramas secas y olvidadas.

Caen semillas sin cesar en picada, hojas lentas, decoloradas al suelo se abalanzan.

Llueve, torrentes serpentean por veredas nuevas, viejas… delgadas.

El río se eleva, huecos troncos hacia mil aventuras arrastra.

Nada me hace falta, aún brilla el sol más allá de aquellas nubes opacas… Dios está conmigo en las malas y en las buenas.

Tengo todo en esta montaña, para mí es sagrada… el verano agoniza, el otoño brota a sus anchas.

El encanto de tierra mojada, de rama en rama la desnudez y su comparsa.

Existimos temporalmente a través de lo que recibimos… pero vivimos eternamente a través de lo que damos.

Douglas M. Lawson

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest and quiet-corner.com, cool digital photography.

De principio a fin

4

Esta vieja casa está vacía ahora, casi siempre sólo yo, los árboles atiborran la colina… como si buscaran compañía.

Una etapa de la vida a otra, los hijos… las hijas, ya no están junto a mí como aquellos días.

También murió la primavera y desde entonces, mi alma inmersa… en el recuerdo se consume mi vida.

Ya casi nadie me necesita, solo aquel ciruelo de hojas púrpura, el sol triste sobre las olas.

Solo el viento me visita, a través de la ventana de arco, cuando abro la puerta adornada con cruces de madera.

Esta casa está vacía… a menudo solo cartas de familia a la lejanía, de personas que tomaron otro camino después de conocerlas.

De principio a fin, las posesiones personales se terminan…. solo mi fe en Dios me guía, me ayuda.

El mundo tiene sus propios valores y metas, auto gratificación, éxito; placer, seguridad… orgullo y cosas.

Pero en los caminos entretejidos, en la memoria los momentos vividos… la felicidad dentro de uno mismo, se queda.

La medida de una vida, no es su duración sino su donación.

—Corrie Ten B.

Author Angel Voset- Ruth, Billy Graham, inspired by Billy Graham; Casi en casa. Photography by Pinterest and Fine Art America.

Septiembre fue poesía

18

Versos derramados… rimas, lápices en un frasco de boca redonda, sin sentimientos; sin vida.

Amor a ciegas, hojas sin espiral de una libreta, siempre a escondidas debajo de la escalera.

Noches obscuras y frías, mi alma como una vela extinguiéndose; muriendo arrodillada sin ser correspondida.

Septiembre fue esta habitación, tu aroma… mis poemas.

Cortinas de seda donde mis brazos te envolvían… la ventana que nadie cerró después de tu partida.

Dispersas esquirlas, nacientes de aquellos cuadros y su caída, que sucumbieron a las rodantes manecillas.

La empolvada mesa pequeña, la silla que ya no puede estar de pie… que los años le pesan.

Septiembre fue poesía, las huellas de tus labios a mis mejillas, el cerrojo oxidado que ya no destella.

Una rosa… pétalos esclavos de un cajón de madera, al olvido, sin tallo; sin espinas.

Si te sientes deprimido, estás viviendo en el pasado. Si te sientes ansioso, estás viviendo en el futuro. Si estás viviendo en paz… estás viviendo en el presente.

LAO- TSE

Author Angel Voset, ACG. Photography by Fine Art America and Pinterest.

Comienzo de cero

8

En este puente que se arquea, que se estira… como queriendo tocar el cielo.

Con el sol entregándose al mar, fundiéndose en un solo cuerpo.

Junto a conchas vacías que atracan la tarde, desembarcando en este puerto.

Con mirada a los veleros, al faro que no sabe de mi pasado… los secretos que llevo por dentro.

Aquí comienzo de cero, entre olas que clavan sus pupilas a las danzantes palmeras, a los estáticos edificios.

Entre desgastadas, húmedas redes y decolorados barcos pesqueros.

En medio de la brisa, con el viento al que no miento… que sabe de donde vengo.

Aquí comienzo de cero, del suelo que ha visto nacer este pueblo.

Entre latas de aluminio retorcido, botellas de vidrio que han venido desde lejos.

Así comienzo de cero, de pie… entretejiendo de nuevo los hilos con mis propios dedos.

El verdadero hombre natural, está en franca rebelión… en contra de una forma de vida inhumana.

C.g.J

Author Angel Voset, photography by Central, Mille Six. Aliexpress.com; nightbringer.se

Noche sin luna

12

No es que muera de amor… muero de olvido, de buscar en otros labios, en ajenos el sabor que tuve y fue mío.

De saber que agonizan al roce de extraños mis besos, lentamente como el sol al rocío.

No es que muera de soledad, muero de no encontrar la manera de llenar este vacío.

De no tener el timbre de su voz susurrando a mi oído.

No es que muera de amor… muero de miedo, de caminar por las sombras, de divagar sin destino.

De deambular por las callejuelas, por la noche sin la luz de sus ojos sombríos.

De despertar con un pensamiento, con un verso y su recuerdo… de como era en otoño, en invierno.

No es que muera de amor… muero con esta herida en mi pecho, con la flecha que clavaron sus dedos.

Con el tiempo que se ahoga en lamentos, con esta delirante mirada buscando su cuerpo.

To love is nothing, to be loved is something, but to love and be loved… that’s everything.

Author Angel Voset, ACG. Photography by shayari7~Hindi shayari and fineartamerica.com