Letras y versos de un poema triste

Lejanas las aves, los días soleados, aquellos cantares… me confunde el estrecho camino al caminarle.

Las mariposas surcan el sur, lo harán desde diciembre hasta que la primavera del suelo se levante.

Sepultadas quedan las hojas secas en los huecos obscuros… en troncos inertes, con el invierno acercándose.

Sucumben de una manera incontenible las flores, parecen envejecer las campiñas… los árboles.

Solo el viento juguetea con un papel sobre los arbustos, entre las encorvadas raíces que sobresalen.

Con letras y versos de un poema triste, de un poeta que nadie conoce, solo la noche.

Los pinos fosforescentes en agonizantes tardes, las rocas inmortales, la luna y su rodaje; las estrellas distantes.

La mujer que sufrió por amarle, que no fue correspondida al acercarse.

Ya no están las mariposas, las veredas han de extrañarles… las olvidadas pozas, los tejados inmóviles.

Ahora surcan el sur, estaré aquí hasta que regresen, caminando mientras tanto… entre la brisa murmurante.

People wait all week for friday, all year for summer… all life for happiness.

Entre mis dedos se entretejen las notas, desatando sonidos y silencios… captura mi mente a la melodía del viento, el umbral de una puerta, un violín; una sinfonía de sueños. – sadeyes17.wordpress.com

Author Angel Voset, photography by Otter Boyd, pantip.com and fine art America.

Anuncios

El sabor de tus labios

Quizás de esto nada es verdadero, tal vez no existe el tiempo… solo el vacío, las sombras; las siluetas danzantes.

La lluvia al cauce, el rocío haciendo del brillo alarde, las hojas moribundas descendiendo por la tarde.

Noviembre y su rodaje, los corazones palpitantes, las almas buscando amarse.

El sol murmurante por campos y valles, la luz señoreando sobre rocas, musgos… lirios y pantanales.

Los pensamientos divagando por las calles… la brisa inconsciente, los emergentes poemas del mar incontrolable.

Los susurros en el aire, la luz adentrándose por ventanales… la noche escondiendo las semillas que caen, los amantes.

Ahora que imagino al tiempo, quizás nunca tuvo pasado, no tendrá futuro; solo es el presente… a tu lado este instante.

Mis manos acariciando de ti cada parte, mi honestidad al enamorarte.

Estos versos desenredándose, este amor entre tú y yo, el sabor de tus labios al besarte.

El Paso del tiempo nos aprisiona, no en una celda de hormigón armado, sino en uno de esperanzas rotas. Pippobunorrotri.com

Kindness in giving… creates love 🧡

It doesn’t matter how slowly you go, as long as you don’t stop.

Author Angel Voset, ACG. Photography by weheartit.com, Pinterest and pixels.com

Arboles desnudos

Cada hoja seca sobre el camino, los árboles desnudos, el empedrado pulido por la lluvia y el tiempo.

Aquella fuente donde estuvimos juntos, llena de inscripciones, de monedas regaladas a cambio de un deseo.

La agrietada banca anclada al suelo, este paraíso de los niños, parque de frágiles globos y cometas jugueteando con el viento.

El rechinar de columpios, del sube y baja, las sonrisas de júbilo… simple inocencia olvidándose del mundo.

Los dulces de algodón, azul y rosa en un racimo, las vendimias y puestos; las luces colgantes en postes de concreto.

Los estrechos pasillos, los colores de otoño… la cruz de la iglesia implorando al cielo, la campana repicando en día de muertos.

El zumbido, cada aleteo… las palomas blancas surcando el crepúsculo, el sol desvaneciéndose sobre los techos.

Las sonajas, el juego de pelota… los gritos, las guitarras y panderos en misa de domingo.

Todo me recuerda a ti, el desesperante llamado de los polluelos… el regreso de la golondrina al nido.

Follow your heart… but take your brain with you.

Time… has a wonderful way of showing us what really matters.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest.com, goodfon.com and Betsy Cifuentes.

Guijarros y cochas de mar.

No sé que pensará el mundo de mí… pero me veo como si no hubiese sido más que un muchacho, aquel que juega en la orilla del mar.

Y se divierte descubriendo de vez en cuando, un guijarro pulido… o una concha preciosa, mientras el gran océano de la verdad se extiende inexplorado frente a mí.

El movimiento de una mariposa entre las flores, el de una bola de billar rodando hacia la victoria de una carambola.

El del cometa Haley, siempre puntual en sus espaciosísimas visitas al sistema solar.

El que dibuja una parábola de agua, surgiendo de la boca de una manguera de riego.

El de una nube o un velero empujados por el viento, el movimiento señorial de un buitre subiendo la térmica en hélice.

El revolucionado colibrí, mientras liba el néctar suspendido en el aire.

El caminar de un insecto sobre la piel del agua, el de las moléculas de un gas encerrado en una botella.

El de una flecha disparada por un arco, la estabilidad de un puente frente a un terremoto.

El movimiento turbulento de las aguas de un arroyo de montaña, el de una jabalina lanzada por un atleta… en busca de su objetivo final.

El de la luna entorno a la tierra, el de la tierra entorno al sol, el del sol a través de la galaxia.

El de una boca acercándose trémula y extasiada… por primera vez a otra boca.

Hay un agente vital que se difunde a través de todas las cosas que hay en el mundo, un espíritu mercurial extraordinariamente sutil y absolutamente volátil.

Isaac Newton

Angel Voset- Isaac Newton, libro de ciencias. Photography by fine art America, and Pinterest.

Versos de una vida pasada

No más que un vago recuerdo, cada letra entretejiendo diáfanos versos.

No obstante pienso, nada de esto es bello, ya que si pensase así… crearía conflicto en mis pensamientos.

Fácilmente desenvolvería lo feo, indecisión en este viaje, amargos tiempos.

Sin duda renacerían sentimientos, pero… desencadenaría esfuerzo, jamás estaría satisfecho.

A cada momento un ciego, sin disfrutar del camino, de las flores a la orilla del riachuelo.

Esto no es más que mi pasado resurgiendo, de otra vida… la voz de ese genio perdido, inmerso.

Desechando la mordaza, desempolvando lápiz y papel para aventurarse de nuevo.

No podría considerar que ahora estoy aprendiendo, simplemente voy despertando.

Yacía oculto un talento, aquel que de algún modo, sin consentimiento… me fue arrebatado sin escrúpulos y remordimiento.

Todo ya había florecido, y sé que los versos dormitaban en mi espíritu, nunca me dejaron; jamás se fueron.

En absoluto hoy me acompañan al cerrar los ojos, cuando despierto, al inclinar mi corazón al cielo.

Cuando vivo en paz conmigo, cuando soy como el cauce… fluyendo sin hacer nada para impedirlo.

To understand nothing… takes time.

Love is a decision, not an emotion.

Author Angel Voset, pictures by Lost soul photography, Pinterest and medium.com

Hacia el sur las golondrinas

Escudriñando entre las sombras, buscando versos perdidos, medicina en poemas… escritos del sol sobre las hojas.

En flores colgantes de ventanales, en inclinadas callejuelas, suburbios… deformes aceras.

Los robados para devolverlos a la inocencia, desde el rocío hasta que la luna desciende, rueda… se baña en la charca desnuda, chapotea.

No es obsesión mía, la adolescencia de ahora los necesita, también mi alma para seguir con vida.

Sigilosamente por la carretera, en ásperas rocas, en apiladas montañas nacientes de la tierra.

En las olas, en el muelle del puerto, en la gente que camina de un lugar a otro en suave arena.

No sé donde están, hacia el sur las golondrinas aletean, quizás mañana con la luz de un nuevo día.

Tal vez con el alba, con el primer rayo de luz golpeando mi cabecera, con el cantar de aves desde las copas.

Con las nubes llorando al mar sus penas, en la neblina espesa… en las azules gotas de lluvia sobre las rosas.

No han dejado huellas, estuve en tantas esquinas… aún espero encontrarles, en alguna mirada cruzada con las personas.

Que cosa tan extraña es el hombre: Nacer no pide, vivir no sabe… morir no quiere. – Facundo Cabral.

When you dance, your purpose is not to get a certain place on the floor… it’s to enjoy each step along the way. Wayne Dyer

Author Angel Voset, A.C.G. Photography by Pino’s palette, dzbc.org

Cruz de madera

Mis pies se arrodillan, mi plegaria… un trago amargo de ausencia… este poema emergente de las sombras.

Deseando no vivir dentro de una botella, ser arrojado al mar… hecharle a la suerte entre las olas.

Con esperanza de no dejarle a la deriva, de lanzar al cielo sus letras, cada rima junto a las diminutas estrellas.

Por si acaso al infinito tu mirada observa, si en una noche desolada caminas… recuerdas, el momento en que la pasión fue nuestra.

Cada verso con el corazón… arropado, con el calor de luna llena.

Cada frase enmarcada con los besos que hoy están sin rumbo, sin lugar para protegerse de la inclemencia.

Alma mía, mi plegaria para que no sufras, para que nadie te pague con la misma moneda.

Ante esta cruz inmóvil, que se aferra a un oxidado clavo… a este árbol que el otoño desnuda de hoja en hoja.

Con el viento que sopla, con el sol inmerso en melancolía… con el invierno tocando la puerta.

The walls we build to protect our hearts from pain and sadness, can also be preventing us from finding love and happiness.

Es de sabios nacer dos veces, la primera a través del vientre… la segunda después de nuestros errores.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest and http://www.contioutra.com