Cuadros que enmudecen, que no escuchan… aquí mi corazón, mi alma sumisa a la tuya.

Delgados pinceles que sostienen tus manos tibias, mirada inquieta… mis pupilas a tu perfecta figura.

La luz serpentea, atraviesa el transparente cristal, la ventana entreabierta.

Colores, gotas que se esparcen por el piso de madera, marcos… óleos de ríos que nunca se secan.

Lino fino, opacos destellos de luna llena, diminutos parajes de montaña, tu mirada y la mía.

Pequeños frascos de pintura, pensamientos de vida, este corazón que calla… que sufre al tenerte tan cerca.

Estáticas las rosas, las copas de los árboles, las hojas… el viento, las nubes grises y la llovizna.

En danzantes sombras el vals de tus dedos… obsesión en silencio, entre obras maestras.

Lienzos, cuadros de puentes que se adornan de piedra, por dentro este sentimiento que a fuego lento me quema.

A la pared retratos que se aferran, hermosas siluetas, mujer… tímida mi alma a tu fuerza, a tu encanto y belleza.

“In the end, we regret the chances we didn’t take.”

Author Angel Voset, ACG. Photography by Dorina Costras and Pinterest

Anuncios

Jardines perdidos en la espesa hierba, de ayer el recuerdo, aroma a café entre estas paredes de madera.

Ya no eres la misma, clavos oxidados… enredaderas dispersas por doquier se apoderan.

Aquí, mi niñez… desde afuera miraba las estrellas, mi madre en el crepúsculo regaba las rosas, sus amadas violetas.

En esta cocina pequeña mi abuela, aún con su cansancio… con sus manos nos hacía galletas.

Lo sé, ahora rechina la puerta, ese viento arremete, golpea; en abandono quedaron estas sillas, la mesa.

La lluvia, solo la lluvia… quizás te visita por aquellas diminutas rendijas.

Juventud pasajera… aquí escribía, me fui sin pensar que al paso de lentos veranos, de otoñales pálidos envejecerías.

Estoy seguro, después de partir murieron las sonrisas, esta lámpara de aceite fue tu compañía con mi despedida.

No, ya no eres la misma, la pluma que olvidé ya no tiene tinta, de la chimenea solo unos cuantos ladrillos quedan.

De estos años, de los tuyos y los míos… el tiempo poco a poco se adueña, no perdona.

I can’t change the direction of the wind, but I can adjust my sails to always reach my destination.

Jimmy Dean.

Author Angel Voset, ACG. Photography by fineartamerica.com, YouTube.com

Cuantas cosas se quedan, el mundo no se detendrá por tu partida… palidece la tarde y tú con ella.

No hace falta que me lo digas, tu mirada nostálgica se nota… abandonas el árbol que te regaló la vida.

Dios, enseñanzas perdidas, mueren cuando el viaje culmina… cuando uno a casa, a la tierra se va de vuelta.

Este árbol se mantendrá de pie, sufrirá tu ausencia, quizás después renazcas con la primavera.

Hojarasca soy un poeta, mi alma siente tristeza… poco a poco te decoloras, no sé si me llevarás en tu memoria.

Dios, la gente no me recordará por aquello que pienso y digo en mis días.

Pensarán en mí, en alguien que estuvo ahí… cuando una palabra les devolvió la esperanza, alegría.

Bella hojarasca… te mantendrán viva mis letras, estas líneas.

Dios cuantas cosas terminan, mis huellas se borran con el viento que remolinea.

Hojarasca soy como un escriba, atrapo historias… aquí cerca de la rivera, la tuya y la mía quedarán para siempre escritas.

…………………… F.E.A.R …………………….

Has two meanings :

1- Forget Everything And Run or, Face Everything And Rise.

The choice is yours.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Betsy Cifuentes.

Pensamientos distantes de esta barca, de la vela que ondea… nostalgia.

Cuanto duele acostumbrarse, las horas son largas, la gente no ama.

Fuera del cielo este corazón, mi mirada… dispersa mi alma junto a estrellas lejanas.

Quizás a este lugar no pertenezco, tal vez allá… afuera, los luceros me extrañan.

Soledad inmensa y profunda, las sonrisas no bastan.

El hombre ya no canta, inevitablemente la vida se angustia con los días que pasan.

Pienso y mientras el viento golpea las olas, detrás del sol mi mente cabalga.

Se pierde en el infinito, a donde los gritos… las voces, se ahogan las palabras.

El mundo solamente aprisiona, libres las gaviotas que extienden sus alas.

Esta tierra es dueña de las cosas… de todo y no hay manera de quitárselas.

Cuanta nostalgia, es corto el tiempo y los momentos poco importan… casi nada.

Es difícil acostumbrarse, se afligen estas viejas anclas, quizás de aquí mi cuerpo… no mi alma.

I’m not what happened to me, I’m what I choose to become.

Author Angel Voset, ACG. Photography by artnow.ru

He visto infinidad de cosas, lágrimas y sonrisas, el sol deslizándose en mi camisa.

El rocío en hojas marchitas, torrentes de lluvia… de prisa por las avenidas.

Tempestad y calma en un día, artistas… violinistas, miradas que se cruzan.

Gente que camina, la vida en medio de una ciudad colorida.

Desde las ventanas cortinas onduladas que saludan, desde el teatro cantares de alegría.

Vendedores de rosas, malabaristas… sobre la iglesia las aves que anidan.

Globos que se van y nunca regresan, calles tristes… cansadas de autos y bicicletas.

Carruajes y turistas, trenes que humean en medio de la despedida, edificios brotando de las cenizas.

Juegos pirotécnicos en celebraciones de independencia… adornos de escarcha y cartulina.

He vivido con el corazón cada experiencia, la ciudad no es siempre la misma.

He visto muchas cosas, danza, pintura… mi rostro en la fuente, el color de mis pupilas en agua limpia.

Niños vendiendo golosinas… héroes que aún viven en monumentos de piedra esculpida.

One breath, one step, one day at a time… the words I live my life by.

Author Angel Voset, Photography by Etsy.com

Fijamente te miré a los ojos y con un nudo en la garganta, con ganas de decirte tantas cosas… terminé diciéndote nada.

En ese instante al cruzar nuestras miradas, cuando el miedo de mí se apoderaba, entendí que junto a ti… es difícil arrancar de mi boca las palabras.

Que al tenerte cerca, mi corazón se debilita y a tus órdenes… sin pensar se desnuda mi alma.

Comprendí en verdad que el mundo puede estar de cabeza, que da vueltas con los días que pasan.

Que este corazón pierde el juego contigo, aún teniendo las mejores cartas.

Fijamente miré tus ojos grandes y con un nudo en la garganta, con ganas de abrazarte… me fui, te di una vez más la espalda.

Y así dejé que todo esto pasara, porque algunas veces soy como una frágil taza… cae, se quiebra, nadie puede arreglarla o pegarla.

You can close your eyes to the things you don’t want to see, but you can’t close your heart to the things you don’t want to feel. Johnny Deep.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest.

Podría callar y hacer de cuenta que nada pasa, olvidar… tirar a la basura esta hoja blanca.

Guardar silencio, no dejar hablar a mi alma, no escribir… aprisionar palabras con un nudo en la garganta.

Ser fuerte y no permitir que este corazón sea débil, guardar en el buró esta pluma para que no salga.

Sería más fácil caminar por la tarde, no imaginar una frase para enamorarte, no obsesionarme con tu mirada.

Podría ser igual que ayer, como antes… no buscar razones, no llenar de versos a una hoja de líneas que nunca se abrazan.

Sería más simple saber que no estás ahí, y no aferrar esta pluma a mis huellas… no derramar lágrimas.

Podría ser más fácil no pensar en cosas, apartarme… perderme entre las sombras, en lo profundo de la noche clara.

Podría callar, hacer de cuenta que esta pluma y esta hoja, no son parte de mí… de este amor que respiro al despertar cada mañana.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest, dordeneamt.ro