Esta es la manera… otra lengua que no es muy distinta de otras, aquí están mis sentimientos, un poema.

Con el sudor en la piel… sé cuanto al atardecer, al descanso le anhelas.

Aquí tienes mis palabras a tu alma buena, a tu corazón que pretende ser fuerte… pero que al final, al amor se arrodilla.

No tengo otra cosa que mi más humilde poesía, de agradecerte por la vida.

Por ser parte de mí… en la sangre que corre vibrante por mis venas.

Aunque algunas veces guardo y no dejo escapar las frases de mi boca… aquí lo he puesto con letras pequeñas.

Con sinceras mayúsculas y minúsculas, con la intención expresar lo que mi pecho lleva.

Padre a tu valentía, a tu actitud positiva ante los tragos amargos de tus días.

A tu ímpetu, tu alegría, a esa fuerza que emana de ti para levantar a mi madre en las caídas.

Esta es la forma que encontré para decir gracias… por ser el pilar que cuida de la familia.

Por ser incansable, por tus pasos que dejan huella, el camino marcado para que mi andar no se pierda.

Padre este poema le arrebaté a una libreta, ahí dormía, ahora habla por mí, por si acaso piensas que tus hijos no te recuerdan.

Author Angel Voset, ACG. Photography by fineartamerica.com

Anuncios

Estoy aquí y en ausencia del desaliento, veo un abanico de dulces anhelos.

Más allá de mis ojos el crepúsculo, no hay nada que pueda evitar el cantar del mar bohemio.

Al cielo observo, se inclinan las tardes a las luciérnagas y el suave destello.

Mis gritos desatar no quiero… mi alma está en calma y no piensa en las cosas que se llevó el tiempo.

Una y otra vez pescadores, viajeros, olas que van y vienen a jugar con mis dedos.

Vive mi alma, no olvida los valles de mariposas y rosas que a sus anchas ha visto.

Ama los campos inmensos de trigo… las palabras que le han hecho renacer de nuevo.

Más allá de mis ojos a lo lejos, el sol solitario… vestido de naranja encendido.

Mi alma no da un pensamiento al egoísmo, está alegre y le entiendo.

No tiene miedo, aunque algunas veces el camino está lleno de espinos.

Así en este momento envía de besos al viento, es feliz y sabe… que todo lo demás pronto viene como el navío al puerto.

Más allá de mis ojos, del horizonte teñido… imagino que otras almas sienten esto que siento.

Sunsets are the proof that no matter what happens, every day can end… beautifully.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pete Rumney eBay.fr

Te pienso así en silencio y soplo a soplo te siento, trovador del cielo.

Viajero sereno, con esos amores de puerto en puerto.

Dador de alas a las hojas para levantar el vuelo, audaz… malabarista de fuego.

Tejedor de nubes, pintando como un niño pequeño, silbando a lo lejos… tan cerca tus ecos.

Robando pétalos, seductor de rosas con un beso y un te quiero.

Rodante por caminos viejos, conquistador de mariposas… con perfume de tulipanes amarillentos.

En un suspiro te adentras en mi pecho, con la misma libertad de una golondrina y su aleteo.

Nunca olvido a Dios agradezco, eres especial para mí… para seguir viviendo.

A man sees in the world… what he carries in his heart.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Michael Whelan and EBSQ.

Emergió la preocupación al despertarte, no siempre sucede pero te tomó por sorpresa la tarde.

Abriste los brazos sin embargo sentiste nostalgia… pensaste largamente, la soledad te hizo ver la vida diferente.

Ayer fue una mañana de rocío brillante… hoy como una tempestad de la cual deseas escaparte.

Lo entiendo, tantos miedos… el problema es que peleamos en contra de nadie.

Intentando ignorarles y jamás se marchan, por el contrario… se agrandan con las horas rodantes.

Pensarás que soy un loco al contarte… los miedos podrían impulsarte.

Sé que hasta este instante solo entiendes una parte, pero poco a poco nace una sensación de libertad poderosa y fuerte.

¿Qué miedos te detienen, qué está limitándote?

_No poder olvidar el pasado. Miedo a cometer errores. No ser aceptado. No ser un buen padre, hijo, esposa; madre… hija, amigo, abuelo. ¿No cumplir con las expectativas de alguien.?

Son bastantes y también yo tengo miedo algunas veces… pero hago pequeños a los que destruyen, agrando a los que me ayudan a continuar hacia adelante.

Piensa en esto:

Te sentías triste sin tener a un amor, veías por doquier parejas besándose, ¿ y tú? Sin nadie, pero de pronto el sentimiento de soledad borró la timidez y ese miedo… te entregó el valor para enamorarte.

No luches, camina por la vida aprendiendo de ellos a cada instante… aún en los momentos difíciles.

Aprendí que la madurez… no llega con los años vividos, que viene con las experiencias que uno va adquiriendo.

Jürgen Klaric.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Clipartxtras.

Es verdad estás ausente pero siento celos, celos del tierno y terso pétalo que acaricia tu cuerpo.

De las sábanas que te envuelven y esconden cada uno de tus secretos.

Tengo celos del silencioso espejo… del crepúsculo, del sol cayendo lento a tu rostro.

De todo, hasta de la noche que calla y no me dice nada de tus pensamientos.

Del atrevimiento… de los labios extraños que me arrebatan tus besos.

Tengo celos y sí… es absurdo, ni siquiera yo lo entiendo pero es cierto.

Algunas veces me desespero, pienso… la brisa desenreda su pelo y no la tengo.

Esto siento en este puerto, ya no estás más a mi lado junto a mi pecho.

Tengo celos, aquí a donde vienen y chocan todos los vientos.

Donde las gaviotas errantes aletean alto… cantan a lo lejos.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Weheartit.com

Anochece, el hombre a casa de vuelta, con la mirada triste y fría… ignoramos la realidad de la vida.

Mujer a la espera con una sonrisa, es cierto llena de alegría… pero con anhelos que desaparecieron al dejar de ser niña.

Cae la noche e ignoramos tantas cosas, pasan los minutos entre breves dichas… la rutina es ajena a quien le piensa, observa.

Envejece el alma sin darnos cuenta, los sueños mueren con el paso de las horas, el hombre sufre de ansiedad en estaciones sombrías.

Ya casi nadie se detiene, ya no se plantean las incógnitas… simplemente se navega en el cauce de la existencia.

Anochece y ninguno hace preguntas, no se busca la otra cara de la moneda, la realidad se oculta en la bolsa.

El joven juega, poco toma en serio, poco le importa… un techo, zapatos y el pan de todos los días, es todo lo que necesita.

De que sirven las apariencias, si en la eternidad… comparados al tiempo, solo el amor y los momentos perduran.

Con la noche puedo ver las estrellas, están ahí arriba y no son altivas, comparten con la luna al cielo; sin riña.

3 things you cannot recover in life: the word after its said, the moment after its missed, and the time after its gone.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Ines, mymodernmet.com

Días grises, pensamientos… sentimientos divagando en el ocaso, por la tarde.

Antes de ti no era nadie, caminaba por los parques en busca de amor, de alguien para enamorarme.

Me olvidé completamente de mí… me arrodillé ante la soledad que vino a visitarme.

Imaginé una sonrisa detrás de los cristales, más allá de mi ventana entre los árboles.

Guardé en un diario mi sentir, ahogué en el mar mis letras y versos entre el oleaje.

Deambulé por las calles, esperaba encontrar en alguna esquina agrietada, una razón para seguir adelante.

Busqué refugio en la lluvia, escondí mis lágrimas entre sus gotas y aquella caída inevitable.

Estuve en el muelle, con el sol muriendo al atardecer… con el cantar de las aves.

Antes de ti… conocí las redes que aprisionan, las que no liberan al pez después de tomarle.

Me hice amigo de anclas viejas y oxidadas… humildes pescadores, de palmeras danzantes.

Antes de ti… despertaba triste, con mirada a la puesta de sol, a ninguna parte.

Mi vida era diferente… las olas, la arena, aquel muelle y Dios aún lo saben.

¿How many things would you attempt if you knew… you couldn’t fail?

Robert Frost

Author Angel Voset, ACG. Photography by aliexpress.com