Cuadros que enmudecen, que no escuchan… aquí mi corazón, mi alma sumisa a la tuya.

Delgados pinceles sostienen tus manos tibias, mirada inquieta… mis pupilas a tu perfecta figura.

La luz serpentea, atraviesa el transparente cristal, la ventana entreabierta.

Colores, gotas que se esparcen por el piso de madera, marcos… óleos de ríos que nunca se secan.

Lino fino, opacos destellos de luna llena, diminutos parajes de montaña, tu mirada y la mía.

Pequeños frascos de pintura, pensamientos de vida, este corazón que calla… que sufre al tenerte tan cerca.

Estáticas las rosas, las copas de los árboles, las hojas… el viento, las nubes grises y la llovizna.

En danzantes sombras el vals de tus dedos… obsesión en silencio, entre obras maestras.

Lienzos, cuadros de puentes que se adornan de piedra, por dentro este sentimiento que a fuego lento quema.

A la pared retratos que se aferran, hermosas siluetas, mujer… tímida mi alma a tu fuerza, a tu encanto y belleza.

“In the end, we regret the chances we didn’t take.”

Author Angel <<©️>> Voset.

Photography by Dorina Costras, Pinterest and Elena Shumilova.

Anuncios

11 comentarios sobre “Estáticas las rosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.