Luciérnagas

No podría… no puedo contarlas, tantas van y vienen, se encienden de momento se apagan.

Suben y bajan, no sé… tal vez nacieron del fuego o de la luna de plata.

Estoy con ellas me observan, quizás están desconcertadas, no saben que vine a visitarlas.

A las faldas de un árbol, en medio de hierba ondulada, entre arbustos de verdes ramas.

Giran… juegan a la mitad de la brecha, entre la montaña y una carretera poco transitada.

Con la noche cayendo de la nada, con música de grillos y aroma de tierra mojada.

En junio, alejadas de transeúntes… de los trenes que pasan.

De ruidosas calles y empinadas, de ventanas divididas, decoradas.

Llegan por oleadas, resplandecen como la aurora a la madrugada.

Como la estrella a la mar, como el faro a las barcas de regreso a casa.

I am learning to love the sound of my feet, walking away from things not meant for me.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest and thelovepirate.net

Anuncios

Posted In:

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s