Le arrebaté a una libreta

Con el sudor en la piel… sé cuanto al atardecer, al descanso le anhelas.

Aquí tienes mis palabras a tu alma buena, a tu corazón que pretende ser fuerte… pero que al final, al amor se arrodilla.

No tengo otra cosa que mi más humilde poesía, agradecerte por la vida.

Por ser parte de mí… en la sangre que corre vibrante por mis venas.

Aunque algunas veces guardo y no dejo escapar las frases de mi boca… aquí lo he puesto con letras pequeñas.

Con mayúsculas y minúsculas sinceras, con intención de expresar lo que mi pecho lleva.

Padre a tu valentía, a tu actitud positiva ante los tragos amargos de tus días.

A tu ímpetu, tu alegría, a esa fuerza que emana de ti para levantar a mi madre en las caídas.

Esta es la forma que encontré, una lengua que no es muy distinta de otras, un poema.

Padre le arrebaté a una libreta, ahí dormía, ahora habla por mí, por si acaso piensas que tus hijos no te recuerdan.

Author Angel Voset, ACG. Photography by fineartamerica.com

Anuncios

5 comentarios en “Le arrebaté a una libreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s