Bebiendo de mi copa

Entre noche y día, le he visto… en la luz que golpea al mar, preciso.

Solitario, vagabundo… bebiendo de mi copa, minuciosamente tomándome sin sentirlo.

Risueño, a veces en el crepúsculo devorando primaveras e inviernos.

A la espera, silenciando voces… atrapando sonidos.

Arrebatando criaturas, arrojándoles al vacío… adueñándose de la juventud.

Descendiendo, le he visto… en el rostro, soberbio llevándose todo del universo.

En letras de templos, en el firmamento… en reyes que ya fueron, que desaparecieron.

En los desgastados caminos, en la piedra sin filo… morando en el blando abismo.

Sin remordimientos, acallando el canto del jilguero… apagado girasoles, al perverso.

En las antiguas naciones, en la historia de Julieta y Romeo.

En los imperios que fallecieron, en los reinos que se perdieron ante sus siglos.

Le he visto, amordazando a los minutos que ya no son míos, desde niño.

La distancia y el tiempo no son el problema, el problema somos nosotros, que no sabemos amar sin tocar; sin ver o escuchar… y el amor se siente con el corazón, no con el cuerpo. Gabriel García Márquez

AuthorAngel Voset [ACG] photography by 1stDibs, painting by Joachim G. Pinkawa [Water is life]

Anuncios

Posted In:

6 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s