No soy el que sabe, soy nadie.

Tal es el orden, que la noche se entreteje con la tarde, y mientras el sol palidece, ofrece su brillo a la luna para que lo guarde .

El cielo pierde color, es a la obscuridad vulnerable… nada que hacer, solo esperar hasta que las aves de nuevo canten.

Un día más, en la memoria la arena y las olas de los mares, ecos de sonrisas que a lo lejos se desvanecen… entre hojas verdes de palmarés.

En qué ayer te quedaste, no soy el que sabe, vive hoy, quizás mañana sea demasiado tarde.

No soy alguien, soy nadie… no debes quejarte, perdona y sigue adelante.

No he llegado antes, solo quiero ayudarte, sé feliz… hasta que nunca te canses, la vida es breve y no debes asombrarte.

No soy nada importante, soy alguien que aprendió a perdonarse, una hoja que ama volar… en manos del aire.

Un día que se va y las luciérnagas lo saben, se puede brillar más… cuando la noche cae.

No te acerques al hombre, que con palabras de ego hace alarde… no abrigues miedo, vive, quizás el mañana ni siquiera venga a visitarte.

¡Vive! No dejes nada pendiente, sin darse, ninguno advierte… mañana puede ser demasiado tarde.

Author Angel C. García [Angel Voset] photography by pixabay.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s