Me marcharé de madrugada.

Con el primer rayo de sol en la montaña, ya no estaré en tu cama, me habré marchado de madrugada.

Sin un adiós, sin decir nada, para no ver caer tus lágrimas.

Me marcharé sin dar un paso atrás, porque el amor no es un juego de cartas, sufre mi alma.

Cuando el rocío bese el alaba, ya no estaré envuelto en tus sábanas, estaré en otro puerto anclando mi barca.

Cuando la luna dormite y el sol despierte sobre las olas, no miraré el ayer, caminaré en busca de otro amor que no sea de migajas.

Mañana con el pájaro y su serenata sobre tu ventana, me hallaré lejos, en otro muelle junto a golondrinas plateadas.

Cuando el reloj te regrese a la realidad de forma precipitada, entonces pensaré en esta carta.

En las palabras, los besos que arrodillaba a tus pies y nunca escuchabas.

Author Angel <<©️>> Voset.

Photography y pixabay.com ( editada) and Pinterest.

Anuncios

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s