Con el corazón… doy gracias a Dios.

Para cuando el día se esfume y ya no alumbre, sabré que te vas extinguiendo, qué estás entristeciendo… que comienzas a ceder tu corona a un nuevo año, que un bebé está a punto de dar a luz para continuar tu reinado.

Para cuando el sol se oculte en el horizonte y las estrellas broten, sabré… que estás dando el adiós a todo lo que sembraste, con el corazón quebrantado.

Para cuando los grillos estén cantando y la luna brillando, sabré que segundo a segundo te vas apagando, que me estás abandonando, que todo lo que me diste, debo comenzar a guardarlo.

Para cuando la obscuridad domine y las campanas repiquen a la media noche, entonces elevaré mis manos… para dar gracias a Dios, para pedir por mis padres, mis amigos y mi gente; para que vivan libres y felices, sin llanto.

Author/ Angel C. García, photography by loungeempreendedor.Com.br

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s