Mi sol, mi roca.

Dios tú eres mi fortaleza, la fuente de la cual mis labios; el agua toman.

El amor que da vida, a las notas de mi música.

De algún modo, la pendiente que por mis venas… corre cada vez que mi corazón, se acelera de alegría.

Eres la magia, el sol de mis días… la paz cuando el reloj, pareciera correr de prisa.

Las lágrimas de felicidad, no de tristeza… la palmada sobre mis hombros, cuando el mundo me debilita.

La palabra que a mi alma alimenta, mi roca… el lugar a donde mis pruebas, desaparecen, agonizan.

Eres la guía del que vive a ciegas, la semilla que triunfa… sobre la obscuridad, sobre la soledad fría.

Eres la fe que mis sentidos respiran, el milagro y el brillo… de los que no tienen pan sobre la mesa.

Eres Dios, la comprensión y la medicina, la luz que aún el hombre… no encuentra, para iluminar el rincón de aquellos que lo necesitan.

Angel C. García

Photography/ anónimo.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s