Olor a café

Noviembre cinco… sobre la mesa café y un libro, sigo vivo.

Gracias Dios… no siempre lo digo, pero me siento agradecido; un día más en el que respiro.

Despertar y disfrutar de lo que más quiero, el olor a café, el mar de sonidos chocando con mis oídos.

Por estar aquí, dejándome apreciar lo simple, lo sencillo… por llenar cada vacío cuando más necesito.

Por cada estrella en el cambiante cielo… por cada latido del río.

Por borrar a la soledad de mi camino, por encontrarme cuando estoy perdido.

Por escucharme, cuando a nadie tengo… cuando lloro, cuando sonrío.

Noviembre cinco, gracias Dios… por curar a mi corazón cuando es herido, por recordarme que ayer se fue y hoy: es mi mejor momento.

Gracias, por cada segundo… por el presente y el futuro.

Author, Angel C. García

Photography, anónimo.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s