Ese cosquilleo

Aunque los años vayan transcurriendo, no me detengo… sigo aprendiendo.

Cada día, con tropiezos, a cada momento.

Es emocionante, siempre existe mucho más… algo nuevo.

Tantas cosas, el amor por ejemplo… ese cosquilleo cuando se arropa en el pecho.

Los amigos, los te quiero… los instantes de sonrisas, aquellos reencuentros.

La alegría de los niños, sus juegos… sus travesuras, pequeños con una infinidad de sueños.

Aunque los inviernos sigan viniendo, a la fe me apego… me gusta imaginar, escabullirme, disfrutar del movimiento.

Es fascinante, cada uno de nosotros escribiendo… una vida, un libro, con cada lágrima; con cada reto.

En las situaciones, en medio de los sentimientos, en el viaje… en los descubrimientos.

Aunque algunas veces, el acertijo esté incompleto, no siento miedo… Dios nos cuida desde un lugar especial, quizás desde el cielo.

Increíble, ese frenesí de los ríos … el cantar de los grillos, su canto rompiendo el silencio.

De las campanas ese tintineo, esos pueblos… un tesoro en el tiempo.

Las aves en el viento, una rosa en primavera… sus pétalos suaves, su modo de ir floreciendo.

El mar, sus olas… su fortaleza para estar siempre despierto.

Aunque los años continúen apareciendo, me mantengo alegre… porque la vida es lo mejor que tengo, un regalo que no tiene precio.

Author, Angel C. García

Photography by: Mehran Djojan.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s