Una invitación a soñar 

Estuve en esa tierra, a donde para comenzar… se necesita orar, dar gracias por una oportunidad.

Estuve ahí a donde la bondad se puede respirar, en aquel lugar a donde la paz… se pueden encontrar.

A donde los seres son gigantes, como estrellas a las que se les puede tocar… a donde son como una luz fugaz, se les ve por un instante y después se van.

Caminé a donde se siente tranquilidad, a donde los genios me invitaron a soñar… a donde me regalaron la esperanza para luchar.

Ahí a donde cientos se llenan de un poder especial… uno para mirar más allá.

Estuve a donde el amor se puede experimentar, donde el mundo es uno, para hablar de prosperidad.

Caminé a donde los niños ven otra felicidad, a donde se enorgullecen de sus padres… al verles triunfar.

Estuve a donde los que se esfuerzan, logran escalar, a donde los que no son comunes… buscan libertad.

Ahí a donde las luces disipan la obscuridad, a donde son la mejor compañía… para poder caminar.

Estuve a donde el final es difícil de olvidar, a donde ir a casa y regresar, solo se hace con el deseo… de volver una vez más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s