En cada flor… en el sol.

No necesito pruebas para saber que existes, el sol… con sus matices me lo dice.

No necesito preguntar a donde puedo encontrarte, te veo en cada flor que nace.

No necesito dudar del poder que tu mano sostiene, me basta el amor que me tienes, la tierra bendita en la que soy libre.

No necesito cuestionar tus decisiones, tus planes, porque me encaminas a lo que es bueno… a lo que no va a dañarme.

No necesito entender la manera en que nos visitas, en como eres… las estrellas y el viento, sobre el cielo me lo escriben.

No necesito verte de frente, mi corazón sabe cuando estás presente, cuando me cuidas… cuando el mal intenta atraparme.

No necesito descifrar lo qué haces, porque de tu filosofía… mis palabras son nadie.

No necesito entristecerme cada vez que obscurece… porque al acompañarme, los miedos desaparecen.

No necesito preocuparme, porque a donde quiera que voy… de mi viaje eres parte.

Dios, no necesito que la felicidad florezca de las cosas materiales… porque día a día me das,  lo que con dinero no puede comprarse.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s