Palabras dulces

Tu calor de madre es difícil de explicarse, tus brazos al arroparme, tu esfuerzo para alimentarme… tu sonrisa para alegrarme.

Tu deseo por verme crecer y ser alguien, tu paciencia al guiarme, tu cuidado para sostenerme… en los primeros pasos de este hermoso viaje.

Tu amor, tu carácter… tú coraje para luchar, para vestirme, para encaminarme… para mostrarme el bien sin hacer daño a nadie.

Tu fe para hablarme…  para decirme que Dios nunca va a fallarme.

Tu esperanza en mí, tu voz firme… tu mano para enderezarme.

Tu bendición al mirarme, tus oraciones en lo distante… tus palabras dulces para aconsejarme.

Tu motivación al impulsarme, tu preocupación al no encontrarme.

Tu admiración por ver el camino que he logrado trazarme… gracias madre.

Gracias por lo que soy… por darme la oportunidad de disfrutar del aire.

Gracias por escucharme, por quererme… por ser en mi vida, uno de los más grandes pilares.

Gracias madre, porque eres fuerte y porque siempre me inspiras, a ser mejor… a seguir hacia adelante.

Author Angel Voset, photography by internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s