Sinceridad 


Uno cambia como lo hace el viento… sin que podamos verlo.

Las sircunstancias, las situaciones, el tiempo… ya lo hicieron, y es necesario mientras sigamos viviendo.

Los sueños, los deseos y lo que queremos, son parte de ello… simplemente sucede y no debemos oponernos.

En cuanto viene, mejoramos… dejamos de ser lo cotidiano y lo mismo, enfrentamos lo que nunca habíamos hecho.

Necesitamos continuar en movimiento, para no envejecer en el mismo sitio, para no dejar que aquellos anhelos, se pierdan en el silencio.

Honestamente pasa sin sentirlo, y con los días nos seguimos puliendo.

Pero aunque los segundos y los momentos sigan transcurriendo, sigamos orgullosos… de nuestros padres, de nuestros abuelos.

De las tardes de fútbol en el polvo, de los juegos de lodo.

De los domingos de iglesia y de los amigos, de los paseos en el parque… de las cosas que nos han llevado, a ser lo que somos.

De la gente que estuvo, de los que hoy  en el corazón y en los pensamientos… se pueden conservar de algún modo.

Cambiemos, sin perder las raíces de las cuales… está suspendido nuestro tallo completo.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s