Nunca es tarde, para comenzar de nuevo.

Debí haber caminado más lento, para disfrutar del tiempo.

Debí haber contado las flores… cuando paseaba por el campo abierto.

Debí viajar sin resentimientos… para dejarme acariciar por el viento, debí querer más y enojarme menos.

Debí estar más horas despierto y no durmiendo… más emocionado, más vivo, más contento.

Debí abrazar y sonreír sin que nadie me lo hubiese pedido… agradeciendo con el corazón completo.

Debí perdonar cuando la oportunidad vino, y no juzgar cuando sus errores fui viendo.

Debí haber apostado más aunque hubiese perdido, y no permitido que el miedo… apagara mis sueños.

Debí levantarme más rápido cuando me caí al vacío, y no lamentarme demasiado por lo sucedido.

Debí haber prestado más mi oído cuando me lo pidieron, no imponer cada una de mis palabras o mis pensamientos.

Debí ser yo mismo, debí ser el mejor amigo, el mejor padre; el mejor hermano… el mejor hijo.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s