Con un nudo en la garganta 

Y entonces te vi directamente a los ojos, con un nudo en la garganta, con ganas de decirte tantas cosas… pero como siempre, terminé diciéndote nada.

Y entonces supe que al cruzar nuestras miradas, el miedo de mi se apoderaba, que junto a ti… es difícil arrancar de mi boca las palabras.

Y entonces me di cuenta que si estás serca, mi corazón se debilita y en tus manos, se encuentra desnuda mi alma.

Y entonces entendí que el mundo realmente puede estar de cabeza… que puede dar vueltas a través de los días que pasan.

Que mis fuerzas son pocas, que mi corazón pierde la apuesta… aún con las mejores cartas

Y entonces te vi fijamente a los ojos, con un nudo en la garganta, con ganas de abrazarte de mil formas… pero como siempre te di la espalda.

Con un nudo en la garganta dejé que todo esto pasara, porque soy como la frágil taza, una vez que cae… se quiebra en mil piezas, sin que pueda ser arreglada o pegada.

Author Angel C. García, photography anónimo.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s