Ante el amor… las montañas no son tan grandes.

titel_neu-5Lo reconozco, comienza como un punto diminuto en el infinito, difícil describirlo.

Poco a poco te envuelve, especialmente en ese vaivén entre tus poros.

La mayoría de las veces entra por los ojos como embrujo, arremetiendo contra todo… hasta ser dueño del tiempo, el pensamiento, y siempre doblegando al corazón que también se amuralla entre rejas y muros.

No lo he visto por su puesto, pero se que vive entre nosotros, porque da vida ha este mundo en que vivimos.

Y si aún piensas que miento, observa el poder que tiene sobre sus dedos para mover hilos, y la fuerza para crear lo que aquí escribo:

Con el amor, las montañas son como un grano de polvo insignificante…no son tan grandes.

Con el amor, se pueden navegar sin temor y sin miedo… a los imponentes mares.

Con el amor, el cielo solo es el primer escudo a quebrarse… para ir a lo que ni siquiera puede imaginarse.

Con el amor el frio es nada, sobre polos congelantes.

Sin el amor: Las montañas son difíciles al conquistarles, los mares demasiados inmensos para atreverce a desafiarles, los desiertos hostiles para transpasarles; el cielo tan distante… como para poder tocarle, los polos muy extremos como para imaginar visitarles.

Con el amor, es como vivir lleno… completo y alegre, con su ausencia vacío; solo e indefenso… ante quien como aliado lo tiene.

Ante el amor… las montañas no son tan grandes.

Author Angel C. García, photography by internet.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s