Como un latido

Cuando cierro los ojos… soy capaz de conectarme a una fuente, a una de la cual nace lo que pienso y siento.
Es como una pequeña voz que proviene del silencio, como un ser extraño e increíble… que se manifiesta, pero que nunca he visto.
Como prueba de ello, es lo que aquí muestro.
Cuando cierro los ojos… la vida se describe, se expresa; de un modo y un lugar distinto.
Se desarrolla en un punto diminuto, en un punto del universo.
Es como un segundo en el tiempo, un impulso, un latido; un momento.
Como un respiro, un parpadeo, un movimiento… un abrazo o un beso.
Como algo fugaz, como el destello de un relámpago entre los truenos.
Como el grano de trigo… como uno en millares del cultivo.
Como un himno que debe entonarse bien, para tener sentido.
Cuando cierro los ojos, soy como un niño… entrando a una gran biblioteca llena de libros, de muchos idiomas distintos.
Imaginando que alguien los ha escrito, pero que no entiende el lenguaje con el que fueron hechos.
Que sospecha ligeramente, que hay un orden misterioso en la disposición de ellos, pero que no sabe el método…
el propósito.
A mi me parece que ahí es donde la verdadera actitud hacia la vida… encuentro.
Que la oportunidad de estar aqui es solo un instante, pero hermoso.
Que la vida es como un cometa pasajero, que algunas veces pasa desapercibido… ante la mirada de cientos.

Anuncios

Posted In:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s