Como un río, sin perder de vista el horizonte tendido, anhelando siempre el mar aún estando lejos.

Aleteo al viento… golondrina, dulce canción ruiseñor, frágiles alas extendidas al cielo.

Cantares de grillos, instantes pequeños, luces de fuego; un abrazo… el pasto al rocío.

Pies descalzos al sendero, sin mirar atrás, sin perder el tiempo.

Una mirada al vacío, montaña alentando siempre a subir… a vencer el miedo.

Hoja que cae y no permanece en el suelo, borde en riachuelos… sabios cauces profundos.

Bullicio… silencio, neblina entrometiéndose al bosque espeso.

Secretos en corazones tímidos, en ocasiones silbido… lamento, rieles al rodaje de llantas de acero.

Arrullo en lagos escondidos… mariposas azules, de flor en flor sin ataduras a los segundos adversos.

Mar y desierto, flor de mayo… nieve de invierno, el recuerdo, la recompensa; el desafío.

Ayer, este momento, mañana alegría de todos; algunas veces desaliento y otras… sacrificio, éxito.

Detrás del cristal, la unión… la separación, despedida y reencuentro.

Author Angel Voset, ACG. Photography by plus.google.com

Anuncios

He visto infinidad de cosas, lágrimas y sonrisas, el sol deslizándose en mi camisa.

El rocío en hojas marchitas, torrentes de lluvia… de prisa por las avenidas.

Tempestad y calma en un día, artistas… violinistas, miradas que se cruzan.

Gente que camina, la vida en medio de una ciudad colorida.

Desde las ventanas cortinas que saludan, desde el teatro cantares de alegría.

Vendedores de rosas, malabaristas… sobre la iglesia las aves que anidan.

Globos que se van y nunca regresan, calles tristes… cansadas de autos y bicicletas.

Carruajes para turistas, trenes que humean con su partida, edificios brotando de las cenizas.

Juegos pirotécnicos en celebraciones de independencia, adornos de escarcha y cartulina.

He vivido con el corazón cada experiencia, la ciudad no es siempre la misma.

He visto muchas cosas, danza y pintura… mi rostro en la fuente, el color de mis ojos en su agua limpia.

Personas vendiendo golosinas… héroes que aún viven, en monumentos de piedra esculpida.

One breath, one step, one day at a time… the words I live my life by.

Author Angel Voset, Photography by southcoastherald.co.za and Etsy.com

Acuna héroes pero no es tuya, ni mía… es de nadie, de mi corazón nada más los momentos que le llenan.

No me pertenece, no soy dueño de las olas, ni de los mares y la arena.

Solo voy de paso como la primavera, como la luna cambiante en noches serenas.

Cuando llegué aquí estaba, se quedará… sé que llorará cuando desaparezca.

Esta patria no es tuya ni mía… es del tiempo que todo atesora en sus maletas.

No son míos los ríos, tampoco las hojas que en su cauce navegan.

Ni los soleados acantilados, ni los días de gloria… solo estas palabras que nacen de mi alma y del vibrante caudal de mis venas.

De la patria la serpiente, las águilas, las audaces historias; los poetas.

También la bandera y estas huellas… de sus montañas, de los caminos, de las agrietadas aceras.

No es mío el folclor ni la música, son de ella, de quien que me enseño una lengua y puso en mis manos la pluma para que yo escribiera.

La patria no es mía, es de nadie…de la vida, fue de ayer, es de este instante; del futuro que espera.

Solo soy alguien que se enamora fácilmente de su rebeldía, de la libertad que siempre busca no ser amiga de las cadenas.

Author Angel Voset, ACG, photography by pixabay and fineartamerica.com

Fijamente te miré a los ojos y con un nudo en la garganta, con ganas de decirte tantas cosas… terminé diciéndote nada.

En ese instante al cruzar nuestras miradas, cuando el miedo de mí se apoderaba, entendí que junto a ti… es difícil arrancar de mi boca las palabras.

Que al tenerte cerca, mi corazón se debilita y a tus órdenes… sin pensar se desnuda completamente mi alma.

Comprendí en verdad que el mundo puede estar de cabeza, que da vueltas con los días que pasan.

Que sin fuerzas este corazón pierde el juego contigo, aún teniendo las mejores cartas.

Fijamente miré tus ojos grandes y con un nudo en la garganta, con ganas de abrazarte… me fui, te di una vez más la espalda.

Y así dejé que todo esto pasara, porque algunas veces soy como una frágil taza… cae, se quiebra, nadie puede arreglarla o pegarla.

You can close your eyes to the things you don’t want to see, but you can’t close your heart to the things you don’t want to feel. Johnny Deep.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest.

Podría callar y hacer de cuenta que nada pasa, olvidar… tirar a la basura esta hoja blanca.

Guardar silencio, no dejar hablar a mi alma, no escribir… aprisionar palabras con un nudo en la garganta.

Ser fuerte y no permitir que este corazón sea débil, guardar en el buró esta pluma para que no salga.

Sería más fácil caminar por la tarde, no imaginar una frase para enamorarte, no obsesionarme con tu mirada.

Podría ser igual que ayer, como antes… no buscar razones, no llenar de versos a una hoja de líneas que nunca se abrazan.

Sería más simple saber que no estás ahí, y no aferrar esta pluma a mis huellas… no derramar lágrimas.

Podría ser más fácil no pensar en cosas, apartarme… perderme entre las sombras, en lo profundo de la noche clara.

Podría callar, hacer de cuenta que esta pluma y esta hoja, no son parte de mí… de este amor que respiro al despertar cada mañana.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest, dordeneamt.ro

Pienso y por un momento todo es sombrío, al amanecer podría no estar contigo.

Todo muere fácilmente y mañana… si ya no eres mía, si ya no te tengo.

Si mis dedos, mis caricias se apartan de tu piel y se adueñan de otro cuerpo.

Si ya no estamos juntos, si tus besos a mis labios ya no significan lo mismo.

Si ya no me recuerdas, si ya no te deseo, si la vida y el viento… te llevan a los brazos de alguien más a lo lejos.

Yo no sé mañana con el tiempo… con un después, sin un te quiero.

Si me olvidas, si ya no te veo, en verdad lo sabes te echaré de menos.

Si encuentras calor en otro hogar… si sientes frío, si buscas un abrigo y no es el mío.

Yo no sé mañana, si me olvidas… si no estás conmigo, si el invierno viene y ya no soy tu dueño.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Awakengr.com

No podría… no puedo contarlas, tantas van y vienen, se encienden de momento se apagan.

Suben y bajan, no sé… tal vez nacieron del fuego o de la luna de plata.

Estoy con ellas me observan, quizás están desconcertadas, no saben que vine a visitarlas.

A las faldas de un árbol, en medio de hierba ondulada, entre arbustos de verdes ramas.

Giran… juegan a la mitad de la brecha, entre la montaña y una carretera poco transitada.

Con la noche cayendo de la nada, con música de grillos y aroma de tierra mojada.

En junio, alejadas de transeúntes… de los trenes que pasan.

De ruidosas calles y empinadas, de ventanas divididas, decoradas.

Llegan por oleadas, resplandecen como la aurora a la madrugada.

Como la estrella a la mar, como el faro a las barcas de regreso a casa.

I am learning to love the sound of my feet, walking away from things not meant for me.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest and thelovepirate.net